El arte de construir hoteles

Construir hoteles es un arte y más en los años recientes en los que por un lado se ha experimentado un crecimiento exponencial de la vida nómada digital y por otro hemos vivido una pandemia que aún sigue dejando estragos en la industria hotelera. Dos fenómenos contradictorios que impactan fuertemente la forma en cómo se conciben los hoteles.

La vida nómada digital invita al movimiento constante en busca de nuevas experiencias. Mientras que la pandemia obliga a detenernos para salvaguardar la salud. Ambos sucesos aún conviven en un mismo mundo y obligan a los profesionales de la arquitectura y la construcción a mantenerse innovando en la proyección y conceptualización de las nuevas construcciones hoteleras e incluso en renovaciones de complejos ya con algunos años de vida en el mercado.

El hotel como destino turístico

Luego de dos años de confinamiento; estamos viviendo lo que se conoce como “revenge travel” o “turismo de venganza”. Esta frase que ya es tendencia en redes sociales describe el enérgico deseo de los viajeros por salir a recorrer el mundo.

A pesar de los altos costos en los vuelos y la saturación de los destinos turísticos; la demanda de los viajes sigue en aumento y los hoteles están jugando un papel esencial en este movimiento.

Los hoteles se han convertido en más que un lugar para pasar la noche; hoy son considerados como un factor esencial a la hora de elegir el destino del viaje. El hotel ahora es el destino en múltiples ocasiones.

Viajeros exigentes

Los viajeros son cada vez más exigentes y no dudan en cubrir el costo de una experiencia que los haga sentir únicos. Los hoteles deben considerar múltiples amenidades como: gimnasios, spas, campos de golf, restaurantes, salones multifuncionales e incluso áreas comerciales que les permitan vivir unas vacaciones sin preocupaciones.

Ante la creciente demanda del factor “experiencia única”; los dueños de hoteles se enfrentan al reto de construir o renovar sus inmuebles con diseños exclusivos, originales e innovadores. De ahí que construir hoteles sea considerado un arte para los profesionales de la construcción y arquitectura.

Prueba de ello son los hoteles que manejan un concepto que permite vivir una experiencia única al viajero como:

Hotel Iglú

Foto: https://www.kakslauttanen.fi/

 

Kakslauttanen Arctic Resort es un hotel iglú ubicado en Finlandia. Este resort ofrece a sus huéspedes la posibilidad de alojarse en unos iglús de cristal que prometen mostrar el mágico mundo de Papá Noel durante la estancia.

Kakslauttanen además es considerado como uno de los mejores destinos para ver auroras boreales; por lo que este hotel se convierte en un destino ideal para los “revenge travel”.

Hotel de hielo

Foto: https://www.icehotel.com/

 

Ice Hotel ubicado en Suecia; es el hotel más grande del mundo hecho de hielo. Pero no solo eso, la experiencia se vuelva única cada año, pues solo está disponible durante cinco meses. Durante este tiempo; viajeros de todo el mundo pueden disfrutar del arte en hielo, pues llegada la primavera el hotel se derrite y se vuelve a construir cada año.

Puedes volver cuantas veces quieras, pues la experiencia nunca será igual.

Arte hotel

Foto: https://wifalaharmonyhotel.com-hotel.com/es/

Wifala Harmony ubicado en Perú es el primer hotel del país diseñado con conceptos de la arquitectura orgánica de Gaudí, lo que lo convierte en un atractivo turístico. Su diseño es una mezcla entre arte, filosofía, funcionalidad y armonía integrada en el entorno. La parte central del hotel representa un bosque con un gran árbol al centro donde convergen las 13 habitaciones que tienen un diseño único con personalidad propia.

Claves para elegir el estilo arquitectónico de un hotel

La arquitectura hotelera está en constante evolución y no para de transformarse; por ello es importante acercarse a los expertos a la hora de conceptualizar el proyecto arquitectónico de un hotel.

 

A pesar de que la demanda cada día va en aumento y se esperan cifras que superan a los tiempos pre-pandémicos; la realidad es que también existe una gran oferta en todos los destinos que incluye incluso plataformas digitales de alojamientos privados.

Ante este escenario, es indispensable considerar elementos diferenciadores que conviertan a tu hotel en un destino o atractivo turístico al que el viajero quiera regresar.

Algunos de los elementos clave a considerar para definir un estilo arquitectónico son:

  • Ubicación: Elige un lugar único para construir tu hotel. En la construcción de un hotel destino este factor es clave. En el caso de las renovaciones, busca aprovechar el entorno en el que estás ubicado para incluirlo dentro del hotel como un diferenciador.
  • Funcionalidad: Dependiendo del tamaño de la tierra disponible se debe buscar crear una distribución funcional del espacio, cuidando su integración con el medio ambiente y el uso eficiente de la tecnología.
  • Personalidad: A la hora de construir un proyecto arquitectónico, también es indispensable pensar en la personalidad que este tendrá; como deseas que sea visto por sus huéspedes y a qué público estarás dirigido.
  • Costos: La fórmula ganadora en todo proyecto arquitectónico es la combinación perfecta entre diseño, costos y funcionalidad. Por ello, es primordial considerar el presupuesto a la hora de proyectar la construcción o renovación de un hotel.

En Alpha Hardin nos gusta pensar en cada detalle y acompañar a nuestros clientes en cada uno de los procesos que implica su proyecto. Somos el aliado perfecto en construcción de interiores corporativos y comerciales, así como edificación de alta calidad, cumpliendo con estándares internacionales en administración de proyectos.

Si deseas saber más de nosotros, escríbenos contacto@alpha-hardin.com. Estaremos felices de conocerte.