El ABC de la construcción hospitalaria

La construcción hospitalaria ha sido históricamente un factor esencial dentro del sector de salud pública de un país; ya que los hospitales como institución son signo de atención médica de vanguardia y promotores de la capacitación médica.

Como definición; la Organización Mundial de la Salud dicta que un “hospital es parte integrante de una organización médica y social cuya misión consiste en proporcionar a la población asistencia medicosanitaria completa, tanto curativa como preventiva; y cuyos servicios externos irradian hasta el ámbito familiar. El hospital es también un centro de formación de personal medicosanitario y de investigación biosocial”.

Dada su importancia es que se vuelve prioritario para todos los gobiernos y empresarios, invertir en infraestructura que pueda hacer frente a las necesidades básicas de atención de la salud de la población y emergencias sanitarias; como la atención a desastres naturales o riesgos epidemiológicos.

De acuerdo con la consultoría Statista; durante 2020, el valor de producción de la construcción de hospitales y clínicas en México alcanzó los 3.486 millones de pesos mexicanos.  Y se espera que en los años siguientes se mantenga una inversión constante en este rubro.

La construcción hospitalaria debe tener la capacidad de adaptarse, crecer y transformarse de acuerdo a las cambiantes necesidades del sector salud; en este sentido te compartimos una guía básica que toda construcción hospitalaria debe seguir.

A. NORMATIVA OFICIAL MEXICANA

En México, la construcción hospitalaria debe cumplir con estricto apego a la Norma Oficial Mexicana NOM-016-SSA3-2012; que establece las características mínimas de infraestructura y equipamiento de hospitales y consultorios de atención médica especializada.

Esto a razón de que en este tipo de establecimientos, regularmente se atienden pacientes con padecimientos de mayor gravedad y complejidad, que requieren de atención especializada con un enfoque integral.

LINEAMIENTOS BÁSICOS PARA LA CONSTRUCCIÓN HOSPITALARIA

Algunos de los lineamientos básicos que considera esta norma son:

  • Las instalaciones fijas para el suministro de oxígeno y óxido nitroso, deberán disponer de una central de gases exclusiva para el suministro seguro. Así como contar con sitio al exterior del establecimiento principal, alejada de fuentes de calor y de energía eléctrica.
  • Se deberán realizar instalaciones y establecer los procedimientos necesarios para garantizar la disponibilidad y la calidad del agua.
  • El área de laboratorios clínicos debe contar con ventilación e iluminación suficiente, natural o artificial; acordes con el tipo de pruebas que realicen.
  • Las áreas, dimensiones y circulaciones donde se proporcione asistencia y cuidados a pacientes hospitalizados deberán permitir el desarrollo de las funciones y actividades propias del personal médico.
  • La unidad quirúrgica debe construirse como un área de circulación restringida; con marcadores claramente delimitados para que se mantengan las condiciones de asepsia y ambiente estéril que demandan cada una de ellas.
  • De acuerdo con la capacidad del establecimiento, puede contar con una o varias salas de operaciones; así como un área de recuperación post-anestésica.
  • Cada área de hospitalización; en su caso deberá disponer como mínimo, de un cuarto para pacientes que requieran aislamiento.
  • Las dimensiones del cuarto de choque, central de enfermeras, consultorios, etc; deben ser lo suficientemente amplias, para permitir la movilidad de las camillas, equipos y del personal que interviene en la atención de los pacientes.

Hasta ahora hemos listado algunas características de la norma. Sin embargo vale la pena mencionar que el documento es bastante amplio y que todo proyecto de construcción hospitalaria debe apegarse de manera estricta a este.

Consulta la norma completa aquí

B. TECNOLOGÍA HOSPITALARIA

La tecnología ofrece diversas soluciones a todos los sectores; el sector salud no es la excepción, y más aún cuando hemos mencionado que los hospitales representan una institución de vanguardia y calidad que debe ser digna de acompañarse con lo mejor de la tecnología.

A razón de ello, es que un proyecto de construcción hospitalaria debe considerar la inclusión de ciertas tecnologías, desde que se visualiza como proyecto. Por ejemplo; existen software que permiten simular el entorno y circulación dentro del hospital, con la finalidad de detectar posibles fallas y corregirlas antes de su construcción.

Por otro lado, el continuo avance en la tecnología nos permite tener innovaciones como camas que miden la temperatura, robots de limpieza o asistencia, detectores de virus y bacterias en el ambiente, entre otros. Cuando un hospital considera incluir este tipo de innovaciones tecnológicas, es necesario que se contemplen desde el proyecto arquitectónico con la finalidad de considerar las áreas necesarias para su almacenamiento, funcionamiento y circulación. Así como también, los requerimientos técnicos, como los relacionados con la energía eléctrica.

En otro sentido, pero también de suma importancia, contar con tecnología de Project Management que permita a los constructores planear, gestionar y medir la ejecución de proyectos de una manera más eficiente se vuelve prioritario dada la dimensión de un proyecto de construcción hospitalaria.

C. CERTIFICACIONES

Otro aspecto de suma importancia en la construcción hospitalaria está relacionado con las certificaciones. Recordemos que toda certificación obtenida a nivel de construcción suma a la reputación corporativa de la institución; ya que muchas de ellas nos hablan del compromiso con el cuidado del medio ambiente y la reducción del impacto que la obra genera.

Un ejemplo de las certificaciones que puede obtener una construcción hospitalaria es LEED® Healthcare; otorgada con base en una evaluación a hospitales que operan las 24 horas del día, los 7 días de la semana y que brindan tratamiento médico para pacientes hospitalizados, incluida la atención aguda y a largo plazo. Este tipo de certificación tiene un enfoque más riguroso en la eficiencia del agua, la iluminación natural y el acceso a espacios libres que convivan con la naturaleza con el objetivo de promover vínculos entre la sostenibilidad y la salud del paciente.

Otra de las certificaciones más conocidas en el país es la SiNaCEAM (Certificación de Establecimientos de Atención Médica); otorgada por el Consejo de Salubridad General cuya obtención es voluntaria.  Otorga fe del compromiso que el hospital tiene con el cuidado del paciente. Para su obtención se miden parámetros como:

  • Mejora de la calidad y seguridad del paciente con base en estándares internacionales
  • Manejo y uso de medicamentos
  • Gestión y seguridad de las instalaciones
  • Competencias y educación del personal
  • Gobierno, liderazgo y dirección; entre otras.

Como puede observarse algunos de los rubros están directamente relacionados con la construcción hospitalaria, de ahí que desde la proyección de la obra deban considerarse aspectos que promuevan la obtención de la certificación más adelante.

Alpha Hardin, tu aliado

Toda construcción hospitalaria representa un reto integral para los arquitectos, ingenieros y los propios dueños del centro de salud en cuestión; de ahí la importancia de trabajar de la mano de expertos que permitan llevar a cabo la construcción en cumplimiento de las normas nacionales y con estándares internacionales.

Para lograrlo Alpha Hardin se convierte en el aliado estratégico ideal para:

  • Gestionar de manera integral el proyecto de construcción hospitalaria
  • Asegurar la eficiencia de la inversión y su retorno
  • Cumplir las normas dictadas por la Secretaría de Salud
  • Diseñar proyectos bajo estándares internacionales, listos para obtener certificaciones y acreditaciones nacionales e internacionales

Si deseas obtener mayor información contáctanos contacto@alpha-hardin.com