Transformación de la industria de la construcción

Transformación de la industria de la construcción

Cuando hablamos de la transformación de la industria de la construcción, nos referimos a un proceso en constante evolución y de suma importancia para el desarrollo de un país. El sector es el responsable de brindar no sólo crecimiento económico, sino también es parte fundamental del desarrollo social y bienestar; puesto que gracias a la industria de la construcción se logran satisfacer necesidades básicas como vivienda, escuela, salud, agua potable, electrificación, infraestructura entre otros.

Para tener una idea de la relevancia de la industria de la construcción en nuestro país, solo basta ver cifras a nivel global. De acuerdo con Statista, el ramo de la construcción contribuyó con aproximadamente el 6,8% del producto interno bruto (PIB) de México en 2021.

Adicional a ello, Statista también reconoce a la industria mexicana de la construcción como la más importante en cuanto a valor de mercado en toda América Latina al atraer una gran cantidad de inversión pública y privada.

Tres mega tendencias de transformación en la industria

Dada la importancia de la industria y el continuo y acelerado cambio que se vive a nivel global; el sector ha tenido que mantenerse en constante transformación. Por esta razón hoy compartimos contigo 3 mega tendencias que han sido clave en los últimos años.

Transformación de la industria de la construcción

Sustentabilidad en la construcción

Según datos de la Comisión Nacional de Vivienda, el 50% de las emisiones contaminantes alrededor del mundo son responsabilidad de la industria de la construcción. En este sentido; es apremiante impulsar mecanismos que reduzcan o ayuden a mitigar las emisiones de carbono a fin de contar con una industria más limpia.

Atendiendo este propósito desde hace varios años múltiples países han sometido sus procesos constructivos a certificaciones internacionales que den cuenta de las mejores prácticas del sector en sus edificios.

Las edificaciones certificadas bajo algún organismo internacional garantizan la sostenibilidad y el desempeño energético que los desarrolladores han conseguido a través de sus proyectos y que también serán trasladados al usuario final; quienes además de contar con ahorros importantes en gastos relacionados con energía o agua; también podrán contribuir al cuidado del medio ambiente.

Afortunadamente, la transformación de la industria de la construcción ha puesto un énfasis claro en materia de sostenibilidad. Por lo que gracias a ello, también se han diseñado múltiples materiales sostenibles que permiten que las obras sean más amigables con el medio ambiente. Como ejemplos tenemos: acondicionadores de aire de base térmica, ladrillos y otros materiales de construcción fabricados con desechos reciclados, o incluso asfalto autoregenerable, entre otros.

De acuerdo con el informe del estado global para edificios y construcción 2020; la estrategia global de descarbonización “net-zero-energy” y “zero-carbon emission” debe ser adoptada por los desarrolladores para convertirse en la principal forma de construcción hacia el año 2050.

En Alpha Hardin estamos comprometidos con la sostenibilidad; es por ello que somos miembros activos del U.S Green Building Council y tenemos en nuestro portafolio más de 15 proyectos certificados LEED.

Economía circular

El término economía circular, es un concepto muy vinculado a la sostenibilidad; pero cuyo foco está atado también a un concepto económico, en el que el fin último es lograr que el valor de los recursos materiales y productos terminados se mantengan en la economía por el mayor tiempo posible; a fin de ser más eficientes y reducir al máximo la generación de desperdicios.

El informe 2020 del estado global para edificios y construcción, también hace hincapié en que el sector de la construcción depende en gran medida de la extracción de materiales vírgenes. Por ejemplo; se necesitan extraer alrededor de 30 mil millones de arena de ríos y litorales; lo equivalente a 4 toneladas por persona, para la fabricación de materiales como hormigón triturado, escoria, piedra triturada o pizarras que se usan para techos, pisos, incluso para pavimentación.

Por otro lado, el mismo informe da cuenta de que la industria de la construcción utiliza aproximadamente 900 millones de metros cúbicos de productos madereros, que consumen grandes cantidades de bosques. Sumado a esto, existen otros materiales que son usados de manera particular en la industria de la construcción como el asbesto, los plásticos usados en marcos de ventanas, perfiles arquitectónicos, pisos y revestimientos de paredes o tuberías; así como adhesivos, recubrimientos, pinturas y barnices, entre otros.

Todas estas acciones que ponen en riesgo el futuro del planeta, obligan al sector a vincularse a la tendencia de la economía circular, en la que a través del desarrollo e implementación de nuevas tecnologías se reduzca la explotación de los recursos naturales y se incentive la circularidad de los materiales en un proceso de ciclo cerrado.

Tecnología en la industria de la construcción

En un contexto de transformación continua, la industria de la construcción no podía quedarse fuera de la revolución tecnológica y muchos son los avances que se han tenido dentro del sector.

Uno de ellos está relacionado con la Realidad Virtual. En la industria de la construcción ha habido muchos avances y usos relacionados con esta tecnología; algunos de los principales están relacionados con impulsar experiencias de usuario únicas a través de una vivencia inmersiva que le permita a los futuros clientes tener una representación computarizada de cómo se verá el proyecto futuro en la realidad. Incluso muchos diseñadores, renderistas y arquitectos han perfeccionado y mejorado sus diseños gracias a esta tecnología que permite visualizar y ajustar el proyecto futuro basado en las proyecciones realizadas.

Otra tecnología de gran potencial es la robótica; ya que al hablar de tecnología en el sector de la construcción no nos limitamos al uso de software, sino a otros campos de la tecnología como el uso de drones con múltiples aplicaciones, desde la supervisión de los avances del proyecto, hasta evaluaciones in situ en tiempo real. La robótica en el sector de la construcción también ha servido para hacer más productivas las líneas de producción que antes sólo podían hacerse de manera manual, como por ejemplo la colocación de ladrillos.

En fechas más recientes también comenzamos a escuchar de los trajes de exoesqueleto que permitirán en un futuro cercano ayudar a los trabajadores a transportar y maniobrar objetos pesados con mucha mayor facilidad y seguridad. Estos trajes futuristas que protegen y soportan el cuerpo humano también ayudarían a reducir la fuerza muscular de los portadores hasta en un 60%.

 

Comunícate con Alpha Hardin 
contacto@alpha-hardin.com